Últimos Comentarios

martes, 13 de mayo de 2008

La vida (sin coche) es una barca

...escrito por Calderón de la Mierda (un libro Bueno-Bueno).


Y es que vivir a una distancia superior a 5 Km. del centro urbano está muy bien, sobre todo cerca de Santiago. No hay casi coches, puedes oír el canto de los pájaros, respirar aire puro, ver el cielo estrellado por las noches... todo muy bucólico, hasta que te quedas sin coche...

Tranquilos, que está desmontado, aunque asusta, eh?

Ehhhh!!! No penséis mal, que no he tenido ningún accidente con el coche.

La respuesta a la pregunta ¿PERO QUÉ HA PASADO? (como diría Lobato) es bien sencilla. Aparqué mi bienamado vehículo a eso de las 22:30 de la noche delante de cierta discoteca santiaguesa de la que no voy a decir el nombre, (porque al dueño de GABANNA no le gusta la publicidad gratuíta) para cenar en el Bar Latino (a este si que le gusta) con una compañera de carrera. En algún momento durante el transcurso de la velada y después de ver como el Zaragoza le metía un gol en el último minuto al Deportivo, algún hijodeputa gracioso con un pedo considerable (porque si no, no se explica) y un coche verde decidió desaparcar su vehículo, estacionado previamente delante del mío, como haría el Sargento Tárregas en sus buenos tiempos, de oído.

El golpe que le dio a mi coche fue bastante considerable, pero mejor no hablar de como quedó el Peugeot 205 que estaba delante del coche verde, que probablemente haya tenido que cambiar la puerta del maletero (además de la defensa).

El impacto que allí "sobrevinió" (como diría cierto albañil de Pontevedra) hizo que la defensa se rompiera por dentro y por los anclajes, algo que desde fuera no vi en su momento, ya que estéticamente el coche estaba bien y la defensa parecía estar en su sitio. El destrozo lo descubrí a posteriori. Como había bastante gente viendo el partido y haciendo ruido en el local, y yo no tenía una ventanita para verlo mientras duraba la publicidad, no me enteré de que le habían dado un golpe al coche. Fue en casa al día siguiente cuando, a la luz del día, vi la marca verde en la defensa y las sujecciones de la parrilla del radiador rotas. No obstante, no fue hasta días después cuando decidí llevarlo al taller para arreglar el desaguisado aquél. Cada vez que lo pienso... doy gracias por tener un coche bueno-bueno.

Por una casualidad de las gordas, llevé el coche al taller de chapa y pintura (Talleres Riazor) para que le cambiasen la defensa (el coche es el espejo del alma), y como me mosqueaba que la temperatura del agua subiese por encima de 90º, cosa que nunca me había pasado (y mira que a veces le piso un poco), para después llevarlo al taller mecánico (Autorreparaciones Julio) a ver si le había pasado algo al coche en el sistema de refrigeración. Mi sorpresa fue mayúscula cuando, al desmontar la defensa en el taller, me dijeron que ésta estaba rota por dentro.

Ahora que lo pienso, debí de hacer en torno a los 200 Km. con la defensa rota. ¿Qué es lo gracioso?, que una pieza desprendida de la defensa no dejaba que el ventilador delantero del radiador girase, lo cual producía los anómalos aumentos de la temperatura del motor, que de haber hecho un viaje largo (a Salamanca, por ejemplo), o sin ir muy lejos, cogiendo un atasco considerable, podrían haber dañado mucho el propulsor o incluso reventarlo. El hecho de que el coche tuviese dos ventiladores me salvó del desastre.

En conclusión, el coche me lo dan a finales de semana (con suerte) y la reparación me va a salir en torno a los 750 € entre piezas de repuesto (sobre todo), pintura y mano de obra.

Para vuestra información, el dejar una nota con los datos del seguro del otro vehículo, le habría supuesto, como muchísimo, una reducción en la bonificación del año que viene al personaje que me dio el golpe, que en ningún caso alcanzaría la suma de dinero de la que estamos hablando (para eso están los sistemas piramidales aka aseguradoras de coches).

Si algún día le dais un golpe de semejante consideración a alguien, no seáis capullos/as y dejad los datos, que no os cuesta nada, y el afectado os lo va a agradecer. Vamos, que si el que me dio aparece ahora al leer este post, yo le invito a cenar, que me sale más barato que arreglar el coche.

Por cierto, que sepáis que para lo que queda de semana, y para que no me duela tanto el desembolso, el Concello de Santiago me ha puesto un coche con chófer a mi disposición, para llevarme a la Facultad todos los días que haga falta, incluso después de que me entreguen el coche. Así es la vida, los hay que han nacido con suerte...

Bautista, Chófer oficial BlackMouth 2008

Y para que veáis que soy buena gente os invito a todos, que el coche es amplio de cojones...(True Story). De hecho voy recogiendo a la gente que me encuentro por el camino...

Ramona y Chencha también tienen su propio blog: www.shipoopi.es

Espero que os haya gustado, aunque a mí no me ha hecho ni puta gracia...

4 comentarios:

Neodian dijo...

Que bueno...en fin supongo que a ti no te ha hecho ni puta gracia. Por cierto ¿que tal con bautista?, a mi me ha tratado muy bien estos ultimos 23 años, siempre puntual como caracteriza al excelentisimo concello de santiago.

Siento mucho lo de tu vehiculo, espero que te lo devuelvan pronto, y no te preocupes estare ojo avizor si veo a alguien con un coche verde y una mancha oscura en el parachoques, nos vemos!!!!!

Neodian dijo...

Y por cierto ya te vale de moderar los comentarios, podias dejarlos pasar directamente q de momento poc spam tendras.

capuvision dijo...

El universo no podía dejar que tu coche se mantuviese entero durante tanto tiempo. O te descoñabas por un barranco o te daban así.

Mala suerte. El barranco te esperaba. Me cachis...

Wcrich dijo...

el tio debio pensar que el coche se movio y no él algo asi como lo de la farola xD.

Vaya putada, si lo veo lo mato y quemo a sus hijas.