Últimos Comentarios

martes, 24 de junio de 2008

Llámale X (I)

Capítulo 1 - De cómo Marta perdió la inocencia y algo más...

Hola, me llamo Marta.

No sé muy bien por dónde empezar a contar todo lo que ocurrió el pasado verano, creo que empezaré por ubicaros un poco.

En la actualidad tengo 23 años y salgo con mi novio Sergio desde hace tres años. La verdad es que estoy como un queso, (al menos eso dicen todos los que me conocen). Mido 1,74, 58 kilos, tengo el pelo castaño tirando a rubito un poco rizado, morena de piel, boca pequeña, ojos grandes, no tengo mucho culo, pero a mi novio le vuelve loco, sobre todo cuando lo llevo bien marcado en unos vaqueros ajustados.
Pero lo mejor que tengo, sin duda, son dos buenas tetas. Son de tamaño mediano, tirando un poquito a grandes, muy duras, firmes, hacia arriba, con unos pezones rosados pequeños. Y todo natural, ¿eh?. Hay quien dice que darían envidia a cualquier chica Playboy.

Antes de meterme de lleno en la historia voy a describir a mis amigos habituales:

Sergio (mi novio), Sofía (mi mejor amiga), Luis (el novio de Sofía y mi mejor amigo desde la infancia), Mónica (mi hermana mayor) y Carlos (el novio de mi hermana).

Sergio es bastante alto (1,85), moreno, pelo engominado, gafas, atlético, atractivo. Es muy callado, pero a mí me gusta mucho. A Sergio lo conocí en la facultad de Medicina, donde estudiábamos los 2. Era de los más guapos de clase, y sobre todo, muy bueno en la cama.
Antes de decir que nuestra vida sexual es muy activa, he de confesar que cuando conocí a Sergio era virgen. Había tenido muchos novietes, pretendientes, pero yo reservaba mi cuerpo para alguien especial, y ese era Sergio.

La primera vez que lo hicimos fue a los 3 meses de salir, en su casa. Él ya lo había hecho con su anterior novia, así que no estaba tan nervioso como yo. Antes ya nos habíamos besado, toqueteado, pero poco más, ni tan siquiera le había dejado ver mis tetas. Ese día yo noté que el ambiente era especial. Sergio me lo propuso y yo, aunque dubitativa, accedí. Fue maravilloso, al principio me dolió un poco, pero él sabía manejar la situación. Con el tiempo me desinhibí un poco y fuimos a más, al mes se la chupé por primera vez. Me resultó excitante ver la cara de ponía cada vez que me la metía en la boca, y mucho más notar como temblaba la polla dentro de mi mano al salir el chorro de esperma al correrse. Nunca le he dejado correrse en mi boca, aunque me lo ha pedido. Me da un poco de asco.

Mi mejor amiga se llama Sofía, tiene 21 años y mide 1,67. Su pelo es muy moreno y liso y le llega por debajo de los hombros. Tiene unos labios carnosos y ojos azules, sus tetas no son muy grandes y a veces se queja, pero lo mejor que tiene es un culo redondito y duro. Es muy guapa, pero nunca ha destacado tanto como yo. Su novio se llama Luis, es mi mejor amigo desde que éramos pequeños.

Luis mide 1,77 tiene 22 años y he de admitir que es muy guapo, entre rubio y castaño y con unos ojos verdes que hipnotizan. A Sofía y a mí siempre nos ha gustado, pero ella puso más empeño con él. Llevan 2 años juntos, y ,por lo que me ha contado Sofía, también es muy bueno en el tema. Aunque no me lo creo del todo, siempre me ha tenido envidia. Me quedo con mi Sergio.

Carlos, el novio de mi hermana, mide 1,81. Siempre lleva su pelo castaño de punta. Tiene 22 años y un cuerpo trabajado de gimnasio. Es el mejor amigo de Luis, siempre andan juntos de aquí para allá. Sé que ha tenido muchas novias, y lo entiendo. Está buenísimo.

Ahora salía con mi hermana Mónica, modelo de 25 años. Tiene el pelo moreno, rizado, muy largo y cuidado, que le llega a la mitad de la espalda. Mide 1,80, es guapísima de cara con unos labios perfectos, jugosos y carnosos, como los de Angelina Jolie. Sus tetas son medianas, y tiene un culo pequeño, que sabe lucir muy bien con su colección de tanguitas. Nos parecemos bastante físicamente y en cuanto a gustos, y como sólo me saca dos años, siempre sale con nosotros. Así conoció a Carlos.

El verano en que ocurrió la historia ya salíamos los 6 siempre juntos. Carlos y Luis eran amigos de toda la vida, pero integraron muy bien a mi novio Sergio. Yo me llevaba muy bien con Luis, nos conocemos de toda la vida, ha pasado mucho tiempo en casa y lo sigue pasando, lo mismo que Sofía. De hecho, así se conocieron e intimaron.
Cuando salimos de marcha, Luis a veces me toca el culo y me echa piropos. Sofía se lo tomaba a risa como todos, hay confianza. Todos tonteamos con todos en plan de coña.

La verdad es que éramos un grupo bastante atractivo, cualquiera haría buena pareja con cualquiera.

Ese verano planeamos irnos de vacaciones 15 días en Julio los 6 a Sanxenxo, a un piso que mis padres tenían en primera línea de playa. Ellos cogían vacaciones en Agosto y nos lo dejaban, siempre que no desfasáramos mucho.
Siempre hemos gozado de buena posición económica. Menos Carlos y Sergio, todos vivíamos en una urbanización de clase alta. Mónica tenia un Audi A3, Luis un Golf GTI y Sofía y yo teníamos unas motos para ir a la Facultad. Nunca nos ha faltado de nada.

Cuando salíamos los seis juntos lo pasábamos de muerte. Alcohol por aquí, algún porrillo por allí y alguna vez hemos comprado algo de coca. No solemos colocarnos muy a menudo, sólo en fiestas de guardar, (la Ascensión, el Apóstol y alguna vez en verano). He de decir que cuando la he probado he echado los mejores polvos de mi vida con Sergio.

El fin de semana antes de irnos de vacaciones se fueron mis padres de viaje, ese fin de semana quedamos para salir solo Sofía, Luis, Sergio y yo, Mónica se quedó en casa con Carlos.

Nos fuimos al Orense y pedimos unos litros, que duraron bastante poco, y unas botellas de Licor Café. A las 2 de la mañana íbamos finos de carallo y nos fuimos a una discoteca.

Mientras estábamos bailando en la pista, Luis me cogió la mano y le dijo a Sergio:

- ¿Te importa que baile con ella?
- Por supuesto que no.

Empezamos a bailar, esa noche yo llevaba un pantalón negro ajustado, camisa blanca y zapatos de tacón, el pelo recogido con una coleta, algo que no pasó desapercibido para Luis.

- Estás muy guapa esta noche. -me dijo mientras bailábamos.
- !!!Como siempre!!! -dije yo.
- No, hoy estas especial...
- Me voy a poner colorada, tonto...
- Coño, no se te puede decir nada. Ni que no hubiera confianza.
- No te pongas así, que era broma...

Sofía y Sergio estaban también bailando. De los cuatro ella era la que peor iba con diferencia. Más que bailar, Sergio cargaba con ella.

- Vaya pedal que lleva Sofía. -le dije a Luis.
- Sí, es que no sabe beber, y eso que nosotros no vamos nada mal...

En eso empezó una lenta. Luis no se cortó un pelo y se acercó a mí un poco más. Yo apoyé la cabeza en su hombro y el me metió la mano por la espalda y me la acarició... Yo me empecé a poner caliente y él debió de notarlo.

- ¿Te molesta?
- Claro que no.

Me acerqué más para guardar las apriencias. Seguro que podía notar mis tetas duras contra él, los pezones se me estaban poniendo tiesos!!!
Él me seguía acariciando la espalda por la zona de la cintura, justo encima de mi culo. Me estaba empezando a poner nerviosa de verdad, el alcohol hace que tenga ganas de follar como una loca. En cuanto saliéramos de la discoteca, me iba a llevar a Sergio a casa y le iba a echar un buen polvo. Muchas ya me entenderéis, los fines de semana al llegar a casa con unas copas de más, quién no se ha quedado con ganas antes de irse a la cama. De pronto, acabó la canción y noté como Luis puso cara de pena. Yo creo que estaba algo excitado. Buscamos en la pista a nuestras respectivas parejas, per no las veíamos. Salimos afuera y nos encontramos a Sofía devolviendo. No se tenía en pie, y Sergio la estaba sujetando.

- Ya era hora de que aparecierais! -dijo contrariado.
- Habernos avisado, tío. ¿Que tal estas cariño? -dijo Luis acercándose a Sofía.
- Vamonos a casa, por favor. -susurró con dolor.
- Nos vamos... -dijo Luis
- Espera que nosotros también nos vamos. -dije yo
- Pero si es muy pronto, aprovechar la noche, tontines.
- He dicho que vamos con vosotros.
- Como queráis...

Cogimos un taxi hasta la urbanización, Luis acompañó a Sofía hasta su casa y yo me fui con Sergio a la mía. Era extrañamente temprano, las 3:20 a.m. Nosotros acostumbramos a llegar a las 7 o así. Al entrar en casa, caminamos en silencio, para no molestar. Subimos a la planta de arriba de puntillas, que es donde están las habitaciones. Al subir por las escaleras oímos unos crujidos, pero no eramos nosotros. Nos pusimos un poco nerviosos:

- Joder, qué vergüenza!!! -le dije a Sergio.
- ¿Qué es ese ruido?
- Pues qué va a ser, Carlos y Mónica!!!

Al pasar a la altura de su habitación descubrimos que tenían la puerta entreabierta. Normal, no esperaban a nadie a esa hora en casa. Yo pasé despacito cerrando los ojos, pero Sergio se detuvo en la puerta.

- ¡¡¡Pero qué haces!!!, ¿estás loco? -le dije con mi agudizado sentido del susurro.
- ¡¡¡Joder!!! ¡¡¡Vaya polvazo!!! Ven, mira...
- Ni de coña, vámonos...
- Que vengas...

Me agarró de la mano y tiró de mí hacia la puerta. La habitación de mi hermana era grande y la cama estaba al fondo. Tenían la luz de la mesilla encendida, y no creo que con lo entretenidos que estaban, acertaran a vernos. Me asomé, muerta de vergüenza, a ver el espectáculo que allí había montado. Mónica estaba a cuatro patas con el culo hacia la puerta y Carlos detrás de ella de rodillas, follándole el coño duramente. Me impresionó ver el hipnótico balanceo de las tetas de mi hermana mientras ella se retorcía de placer. De repente, Carlos detuvo la embestida y se echó hacia atrás. Se salió de dentro de mi hermana y apareció una polla grande, gorda y dura. Debía tener más o menos 23 cm. Lo siento, no tenía un metro a mano para medírsela.

El trasero de Mónica quedó mirando hacia nosotros unos segundos y Sergio y yo nos fuimos hacia mi habitación al final del pasillo. ¡¡¡Pensaba que nos habían visto!!! Todavía se me ponen los pelos de punta al recordarlo. Me temblaban las piernas, y el corazón quería salirse de mi pecho. Era la primera vez que veía follar a alguien en vivo, aunque sólo hubieran sido unos segundos. Estaba muy nerviosa y a la vez excitada, no se como estaríais vosotros si hubierais visto a vuestra hermana en plena faena con su novio.

Entramos en la habitación y eché el pestillo, para evitar sustos. Sergio me dio la vuelta y me empezó a besar. Yo le notaba alterado, caliente; se ve que a él también le puso cachondo la escenita. Yo estaba bastante húmeda. Entre el baile con Luis y ahora esto, me habían entrado unas ganas locas de follar. Me di cuenta de una cosa, no me podía sacar la imagen de la polla de Carlos y el cuerpo de Mónica sudando de la cabeza. Ahí con su culo en pompa hacia nosotros.

Sergio me sacó la camisa y me arrancó el sujetador, era la primera vez que lo hacía de esa manera. ¡¡¡Estaba super excitado!!!. Mis tetas se quedaron al aire, se tiró hacia ellas y me las chupó ansioso. Me agarraba el culo con fuerza mientras me mordisqueaba los pezones, nos tumbamos en la cama excitadísimos.

- Chúpamela, Marta, chúpamela. -me susurró al oído.

Le bajé los pantalones, y la tenía durísima. Me la metí despacito en la boca y se la chupé. Me la metía y sacaba de mi boca muy despacio, me encantaba hacerlo, sabía que el quería que lo hiciera rápido, pero no quería que se corriera todavía. Además me gusta tener el poder entre mis manos y putearlo un poco. En varios momentos mientras se la chupaba me vino a la cabeza la polla de Carlos. Dios, era enorme.
Noté que Sergio se iba a correr ya y paré en seco. Me la saque de la boca y le dije:

- No te voy a dejar que te corras todavía.

Le notaba muy excitado y no quería que se me corriera en la boca, nunca lo había probado pero no me apetecía en ese momento. Empecé a pajearle la polla con cuidado, me acerqué a su oído y sin dejar de menearsela le susurré con voz de viciosa:

- Fóllame...

Me bajó los pantalones con cuidado, los llevaba muy ajustados, mientras contemplaba el tanga que llevaba puesto. Era uno blanco y nuevo. Decía que le excitaba quitárme la ropa poco a poco. Él no lo sabía, pero a mi también. Yo me encontraba totalmente desnuda encima de mi cama y a él solo le quedaba su mejor camisa abierta, dejándome ver su torso desnudo y depilado.

- No te la quites. Fóllame ya. - le dije.

Se situó encima de mí y colocó su miembro caliente encima de mi coño rasuradito. Esa sensación de la polla caliente y dura segundos antes de follar, justo ahí a la entrada de mi coño todo mojado me vuelve loca. No se hizo de rogar, poco a poco empece a notar como me la metía lentamente...

- Ummmm!!! Que gusto!!!
- ¿Te gusta, eh?
- Siiiii, sigue, no pares.
- ¿Te gusta que te folle?
- Siiiiiii, me encanta!!! Fóllame, cabrón.
- Que buena estás...
- Je, je... Lo sé.
- ¿Viste como se follaba Carlos a tu hermana?, -dijo mientras empujaba
- Siiiiiii, no pares!!!
- Carlos la tiene contenta con esa polla que tiene, ¿la has visto?
- Sii...
- ¿Y te gustaba?

Pero ¿qué era esto?, me estaba preguntando si me gustaba la polla de Carlos. No dudé al contestar para que no parara:

- No, me gusta más la tuya. ME GUSTA MÁS TU POLLA.
- Dime la verdad, -dijo jadeando
- Te he dicho que no... Vamos fóllame, no pares!!!

Sergio seguía encima de mí, me apretaba fuerte las tetas. Sabía que le encantaban mis tetas. Yo sabía que para él follar conmigo, ya era estar en la gloria, pero ese tipo gestos me hacían saberme deseada, y eso no hacía otra cosa que ponerme más y más cachonda.

- Te has puesto cachonda bailando con Luis?
- Noooo...
- Mentirosa, cuando habéis salido él tenía todavía la polla dura.
- ¿¿Qué??
- Pues eso, y tú los pezones...
- Noooo!!! -dije a punto de tener un orgasmo, pensando que la polla de Luis se le había puesto dura...
- ¿Y tú que?, ¿se te ha puesto dura con Mónica?
- Siiii, pero por lo menos lo reconozco...
- Vale, me he puesto un poco caliente, pero era por el alcohol... Vamos no te pares que estoy a punto de correrme...
- Yo no aguanto mas, me voy a correr,
- Siiiii, vamos...

La situación era increíble. Sergio se movía encima de mí como nunca lo había hecho y todavía se oía follar a Carlos y a Mónica al final del pasillo. La imagen de la polla de Carlos, el culo de Mónica, el alcohol de la noche, el baile con Luis, como le rocé con mis tetas, no aguantaba más... Sergio y yo explotamos en un orgasmo bestial...

Podía notar su eyaculación perfectamente. Era un acierto usar la píldora. No me gusta el semen, pero que se corra dentro de mí o en mis tetas me pone muy caliente. Notaba los disparos, me estaba durando el orgasmo más que nunca, ahogamos nuestros gemidos, para que no nos oyeran,...siiiiiiiiiiii!!!!

Se quedó dentro de mi unos segundos y me besó con cariño y ternura, yo podía notar su cuerpo todo sudado y como la sangre me volvía a la cabeza después de semejante orgasmo.

- Ha sido fantástico, cariño. -comentó.
- No ha estado mal... ¿Así que te gusta mi hermana, eh? -le pregunté sonriendo.
- Hombre, no está mal, pero tu estás mucho mejor. Y sólo lo decía para picarte mientras follábamos, ya sabes que es un juego... ¿y tú qué con Luis?
- Ya, lo mismo te digo, es para excitarte.

Siempre hablamos mientras lo hacemos, es una manera de excitarnos, pero no le podía reconocer en medio del polvo que me había gustado la polla de Carlos, además es un pensamiento que tenía que sacarme de la cabeza.

Nos quedamos en silencio abrazados. Ya no se oía nada en la habitación de mi hermana. Nos sonreímos y nos dormimos.

----------------------------

Ir al Capítulo II


4 comentarios:

Gui-J dijo...

XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
joer, que colgao!!

Solo tengo una pregunta: en quien estabas pensando al escribir esto???

Capuleto dijo...

Acabas de aumentar las visitas de tu blog en un 300%. Eso sí, de las llamas del Infierno no te salva nadie.

BlackMouth dijo...

@Gui-J

A ti te lo voy a decir!!
(Por no decir otra cosa)
Ala, ya tienes otra blogui-serie, para que no digas que te bajan las visitas en verano.

@Capuleto

Lo que tu quieras, pero estás deseando que salga el segundo capítulo...
Pues no te preocupes, que de momento ya tengo escritos cinco. Los iré sacando uno a la semana.

Así podrás poner en tu blog:
Hoy sale el siguiente capítulo de "Llámale X" en BlackMouth, la serie que está causando furor en internet y ya hace competencia directa a Lost.

Manu dijo...

jose, eres un depravao, fijo ke la sacaste de petardas.com! xDDD
Soy tu amigo, y te kiero, pero de esto al mundo drag, un pasito de nada! XDDDD