Últimos Comentarios

viernes, 21 de noviembre de 2008

Pelis de Estreno: 007 Quantum of Solace

Buenas a todos!!!

Por cosas del destino se me ocurrió llamar la semana pasada a la emisora local de Onda Cero para participar gratuitamente en un concurso para dos relojes Swatch de la serie 007, y aunque no me tocaron los relojes, fui agraciado con dos entradas para el estreno de la última entrega de la saga, 007 Quantum of Solace.

Como habréis podido observar por la cabecera del Blog, no he salido muy contento de la sala, es más, me alegro de no tener que haber pagado para verla. Soy desde muy pequeño un fan incondicional del agente secreto británico menos secreto de todos los tiempos, y he de decir que aunque a Casino Royal ya le ví algunos puntos flacos, me gustó mucho más que este sucedáneo de Bond que han hecho, a mi justo entender, para sacar dinero, en lugar de entretener, que es el propósito de la saga Bond.

Según salí del cine, me dio la impresión de que a Casino Royale le había quedado un trozo de guión sin filmar y lo han cogido, han metido a dos chicas medianamente atractivas (han tenido que poner a dos porque Eva Green se las come juntas con patatas, tanto en belleza como en interpretación) y han hecho una segunda parte muy muy muy muy floja. Casi tan floja como la segunda parte de Kill Bill, que eso ya fue infumable.

Ahora ya más en frío, también observo que parece como si se hubiesen gastado el presupuesto de la película en la primera escena y no hayan tenido para comprarle aparatitos a Daniel Craig. Y es que la primera escena es la única que se salva de la quema, me parece de las mejores escenas de persecución con coches del cine, lástima que apenas dure 2 minutos.

El score (aka la música de fondo de la peli) tambien se salva un poco, porque vuelve a recoger las melodías de Bond de toda la vida, y eso se agradece, porque en Casino Royale hicieron una pequeña chapuza con la melodía de "You Know my name".
Aunque el score está muy bien, la canción del título, "Another way to die" interpretada por Alicia Keys y el compositor del tema Jack White, defrauda bastante. La canción no está mal, pero las voces son muy distintas y no pegan, hubiese quedado mejor sólo con la voz de Alicia Keys o Amy Winehouse, que en un principio era lo que estaba previsto.

De la trama de la peli mejor no hablar, porque es la cosa más enrevesada, oscura y sin sentido que parió Hollywood, por no decir que tiene cinco pseudofinales en lugar de tener un final apoteósico. Se han sacado de la manga una organización internacional ultrasecreta (Quantum) muy similar a la vieja SPECTRA, tan secreta que ni los propios servicios secretos (valga la recinzonfia) de las potencias mundiales han oído hablar nunca de ellos, aunque como siempre, algún personaje muy rico, conocido y muy educado pertenecerá a ella. Nuevamente la norma del "Ten a tus amigos cerca y a tus enemigos más" vuelve a cumplirse. Los malos y los buenos se sientan a comer en la misma mesa en lugar de matarse mutuamente. Si están sospechando de tí, no invites al mejor espía britanico a tu fiesta, o te la acabará jodiendo, idiota.


Pussy, esta fiesta no me gusta, vamos a hacer saltar todo por los aires

Tras un inicio de película trepidante, de gran intensidad, tanta que en algunas escenas llega a marear tanto cambio de plano frenético, la película sufre un parón innecesario en el ritmo y se oscurece en exceso, llegando en momentos a ser confusa y carecer de sentido. Se hace larga y pesada, y llega un momento en que deseas que se acabe de una vez.

Por no hablar del papel de las "Chicas Bond", puramente presencial, y eso que en cuanto a la figura, ninguna de las dos es para echar cohetes, más bien normaloides...
Olga Kurylenko no sabe lo que es la interpretación; si acaso (por decir algo) mencionar el guiño a GoldFinger de Gemma Arterton embadurnada en petróleo. (En GoldFinger Shirley Eaton aparecía cubierta de oro).


Mi nombre es Daniel Craig y soy un Craigdo

Del resto del film, decir que el final me recordó en algo al de Star Wars Episodio III, es decir, se limitan a atar cabos y a dejar todo preparado para enganchar con la siguiente entrega, que vendrá dentro de dos años también con Daniel Craig como protagonista.

Por cierto, el nuevo Bond ya no bebe Martini con Vodka, ahora bebe un cóctel llamado Vesper en referencia a la protagonista femenina de Casino Royale y que ya pudimos ver durante la partida de poker con Le Chifre. Anotad la receta para vuestras friki-parties al estilo Bond (porque es un poco caro para el botellón):

Tres partes de Gordon's, una de Vodka, media parte de Quina (que no es vermú), todo bien agitado hasta que esté helado y adornado con una generosa filigrana de limón.

Si no os habéis fijado en todos los pequeños detalles que le faltan a Quantum of Solace (Momentos de soledad, para el que se pregunte el significado del título), que son los que realmente hacen que se recuerden las películas, bajárosla, que ya anda por ahi circulando (y en DVD).

Para terminar diré que Nunca digas nunca jamás (1983) interpretada por Sean Connery y Kim Basinger (Básinjer, Bas injer, Básinyer o como se diga), que no está considerada como una película de la saga al no ser producida por EON, que es la casa que tiene los derechos de Bond desde la década de los 50, es mucho más Bond que Quantum of Solace y desde aquí os invito a verla, que es muy divertida.

También diré que se ha perdido el Bond sofisticado, que hacía todo sin despeinarse, con sus fantasmadas que rompían las leyes de la física, las chicas impresionantes por todos lados, etc... Bond se ha vuelto un personaje excesivamente físico y poco elegante, que era el punto diferente del personaje. Para ver coreografías de ostias, sangre y sudor ya tenemos a Jason Bourne.

Así que por favor, que vuelvan Q y los gadgets, los coches caros, Moneypenny, el Martini con Vodka mezclado-no-agitado, las frases con chascarrillo inglés, lapidarias y machistas, el "Mi nombre es Bond, James Bond" (Por DIOXXX) y todas esas cosas que definen la esencia Bond y que esta película NO TIENE.

2 comentarios:

capuvision dijo...

¿Y el artículo? Es más, ¡¿dónde está el Llámale X?!

BlackMouth dijo...

Estamos arreglando el desaguisado de Blogger, que no ha guardado el artículo ni siquiera en borrador, y lo estoy reescribiendo.

De momento se queda así hasta que lo retermine.

Llámale X volverá después del X Congreso de Cirugía, que ahora me mantiene un poco liado (como todos los años por estas fechas)